fbpx
Negocio y Tecnología

Liderar en tiempos digitales

By 21 mayo, 2019 mayo 26th, 2019 No Comments

¿Quiénes son las personas más seguidas en el mundo actual? Desde luego siguen siendo las personas que denominamos famosas, pero su importancia tiene las bases en un mundo y unas reglas anteriores a lo digital. Son seguidos porque aparecen en los medios de masas y éstos todavía les otorgan relevancia. Pueden no aportar gran cosa al resto de las personas, más allá de entretenerles, pero tienen un gran altavoz que les otorga esa visibilidad. Sin embargo, es una relevancia que no depende en la mayoría de los casos de uno mismo, sino del medio que te promociona, de ahí que su fama sea tan frágil, tan cambiante y tan sujeta a la moda. Sin embargo, el mundo digital está erosionando definitivamente esta situación.

 

En el mundo digital, el de los blogs, las redes sociales, Youtube, el mundo de los desarrolladores, etc, la relevancia te la tienes que ganar. Si tus posts o tus videos, o tus códigos son seguidos por más personas, si le importas a otros, tu relevancia en el grupo aumenta. Así serás un desarrollador con una calificación y prestigio más alto entre tus pares; o un youtuber más seguido; un gamer o un bloguero influyente. Puede que tus contenidos sean solo entretenimiento, pero te los habrás trabajado. No hay un altavoz mediático a tu servicio, no eres influyente por decisión de otro, sino por tu propia capacidad de hacerte un espacio, ser útil y ser aceptado por una audiencia que te ha elegido voluntariamente.

Partiendo de esta premisa, está claro que el liderazgo en un mundo digital también ha de ser radicalmente diferente. Antes eras el líder, más bien el jefe, porque alguien, un tercero, te había dado esa posición, la merecieras o no. Ahora, te la tienes que ganar.

Los romanos tenían dos palabras para estas situaciones: la auctoritas y la potestas. La potestas es el poder clásico que tienes en función del lugar que ocupas en una jerarquía, ya sea política o dentro de una empresa. Sin embargo, la auctoritas es el poder socialmente reconocido aunque no lo sea por posición jerárquica. La potestas es un poder basado en la fuerza o la coacción, mientras que la auctoritas es un poder moral basado en el reconocimiento y prestigio de una persona. El mundo digital es un mundo donde el liderazgo ha de estar basado en la auctoritas más que en la potestas. Es un mundo de más meritocracia que el anterior al que está sustituyendo.

En ningún ámbito es esto más verdad que en el mundo de la empresa. A medida que las empresas se van llenando de nativos digitales, de millennials, de generación Z, la cultura digital viene con ellos y aceptan peor, y son menos eficientes, trabajando en ámbitos de poder y liderazgo clásicos.

Tal y como vimos en un post anterior de este blog, leer es importante para ser un empresario de éxito por eso hemos querido rescatar aquí un libro de 1998 muy ilustrativo para este tema. Su título en ingles es “The servant” de James Hunter (editado en español como “La paradoja”). El título en inglés tenía una continuación: “A simple story about the true essence of leadership” (Un relato sobre la verdadera historia del liderazgo).

Este libro es una deliciosa y lúcida reflexión sobre el cambio de liderazgo necesario en esta nueva etapa. En la definición de liderazgo se dice que es: “El arte de influir sobre la gente para que trabaje con entusiasmo en la consecución de objetivos en pro del bien común”. Palabras como “arte”, “entusiasmo”, “bien común” no solían estar asociadas a lo que antes (y todavía ahora) denominamos “poder”.

Liderazgo es el arte de influir sobre la gente para que trabaje con entusiasmo en la consecución de objetivos en pro del bien común”.

El “arte de entusiasmar a otros” está en la esencia de la autoridad (auctoritas) que concedemos a una persona. La otra opción, el poder (la potestas) como lleva asociada cierto grado de coacción siempre acaba desgastando las relaciones y lo peor es que se recurre al poder cuando ha fallado la autoridad o no ha existido nunca.

Según este libro, el liderazgo es una elección que se basa en querer ser útil a otros. En el caso de una empresa es construir relaciones con los ACEP: accionistas, clientes, empleados y proveedores y que estas relaciones sirvan para que se identifiquen y se satisfagan las necesidades legítimas de los mismos. Para cimentar estas relaciones se debe crear un clima de confianza, lo que excluye la coacción y, por tanto, liderazgo clásico.

La habilidad más importante de un líder con estas características es la escucha. Sin la escucha no existe comprensión, ni tampoco confianza. El nuevo liderazgo da la vuelta a la estructura jerárquica piramidal en la que el líder estaba en la cúspide. En este liderazgo de servicio (de ahí el título de libro), el líder confía en sus asociados (los ACEP), al igual que ellos confían en él y está atento a sus necesidades y al cumplimiento de los objetivos.

Confianza, autonomía y objetivos claros son la fórmula de oro del liderazgo actual, más acorde con el mundo digital. En una reciente entrevista al director de The New York Times, Mark Thompson, publicada por la revista INSIGHT del IESE Business School este indicaba que: “Any transformation needs transformational leaders”. Él sabe de lo que habla, pues ha liderado la evolución de su empresa desde un periódico clásico en papel a un medio cuyos ingresos son ya en su mayoría provenientes de suscripciones (es el primer periódico del mundo con más de un millón de suscriptores sólo en la versión digital) y productos digitales. Cuando dice cómo liderar un cambio así vuelve a hablar de confianza, autonomía y objetivos claros para su equipo: “My model is: find really able people and then not get in their way”.

Confianza, autonomía y objetivos claros es la fórmula de oro del liderazgo actual

En el modelo que describe James Hunter en su libro, el liderazgo no se te otorga por nadie, está al final de una escalera por la que hay que subir y que se compone de : voluntad, amor, servicio y sacrificio, autoridad y por fin el liderazgo. Cada escalón va creando el siguiente. El liderazgo es el resultado de las acciones que realices en ese orden. Por eso un líder actual está siempre en el esfuerzo, en las crisis, en las alegrías, con su equipo, como uno más. No hay otro modo de liderar este mundo y si aún lo dudan, lean el libro.