fbpx
GeneralLife@Interacso

¿Caminamos hacia el trabajo remoto? Lo que opina y recomienda el equipo de Interacso

By 30 abril, 2020 No Comments

La vida de todo el planeta ha dado un vuelco enorme en pocas semanas. La mayoría de las empresas se han visto obligadas a adoptar nuevas prácticas de teletrabajo. Sus equipos humanos han convertido casas en oficinas, pero también en escuelas y centros de ocio. El teletrabajo, que para muchas empresas era un beneficio temporal que ayudaba a los trabajadores a conciliar, se convirtió sin previo aviso en su única vía de funcionamiento. Aún nos quedará saber si después de estos meses se abre una posibilidad real “del remoto” y no sólo de “teletrabajo”.

Sin embargo para un sector reducido de la población acostumbrado al trabajo remoto, su día a día laboral sigue igual que antes. Esta opción nos permite administrar el tiempo, capitalizar los propios períodos de alta concentración y reducir el estrés de los desplazamientos. De hecho el 47% del equipo Interacso está habituado a hacerlo y el 99% cree que el futuro de un amplio sector laboral será a distancia. “Remoto te da mil posibilidades de disfrutar del trabajo y de la vida. Te permite planificar, de manera que tienes más tiempo para tu familia y para ti. Pero eso no significa que no puedas ser productivo. Al contrario, estás más concentrado en tus tareas”

La adaptación no se trata sólo de herramientas sino de cambios en el modelo organizativo

De la experiencia de estos meses probablemente muchas personas se darán cuenta que están “hechas para el remoto y otras que no” como comenta un miembro del equipo “creo es que hay personas hechas para trabajar en una oficina y personas (como yo, por suerte) que disfrutan con cada uno de los aspectos del trabajo en remoto”. A pesar de que se están enfrentando a esta posibilidad con la dificultad adicional de la conciliación con otras actividades o cuidados para los que no se estaba programado. Creemos que esta adaptación es más fácil si las organizaciones les facilitan el acceso a herramientas, recursos y socialización. Sin embargo, no se trata sólo de herramientas sino de cambios en el modelo organizativo, estableciendo metodologías ágiles que ayuden a crear esta cultura del remoto.

Más allá del teletrabajo ¿por qué remoto?

En una encuesta anónima hecha al equipo de Interacso descubrimos que el 57% del mismo ha elegido trabajar remoto por la posibilidad que ofrece el control de su tiempo, la autogestión que permite de la propia jornada. “El trabajo en remoto es mucho más eficiente y productivo desde el punto de vista del programador, te permite tener tu espacio de trabajo a tu gusto, estar muy concentrado en lo que estás haciendo sin las distracciones de una oficina”. Cabe destacar que para algunos la oficina es un factor de distracción y no el hogar.

Poder vivir donde se quiera es otra de las grandes ventajas de no estar anclado a una oficina, las empresas pueden darse el lujo de contratar personas de cualquier latitud y pensando en global, podríamos contribuir a pausar, y quizás incluso revertir, las tendencias de despoblación de ciertas zonas. Además la necesidad de mudarse de región o país no es un freno para seguir ligado a tus actividades profesionales “Tenía que viajar para cuidar a mi madre”, nos expone una compañera. “Estás en casa siempre que te haga falta para tu familia. Trabajas desde donde quieres, no decides tu vida familiar por dónde está establecida la empresa para la que trabajas” nos comenta otra persona.

 

Los retos del remoto

Sin duda un 85% del equipo piensa que el hecho de desconectar de las labores profesionales es uno de los grandes retos a superar en el día a día  “Conseguir que el trabajo no te acabe comiendo toda la jornada” porque  comentan que “es fácil quedarse más tiempo de la cuenta” y “llegar a una situación que trabajas hasta las 20-21 sin parar”.

Corremos el riesgo de tener “el trabajo tan a mano que si se te ocurre algo en cualquier momento tienes que ir a hacerlo” advierte otro miembro del equipo. 

Establecer rutinas al inicio y al final de la jornada laboral que ayuden a diferenciar cuándo empieza y termina el trabajo

Para evitarlo nuestros compañeros nos recomiendan “Establecer rutinas al inicio y al final de la jornada laboral que ayuden a diferenciar cuándo empieza y termina el trabajo”. De hecho todas y todos ellos comienzan sus labores siempre de la misma manera, la mayoría revisando las tareas del día anterior que no pudieron llegar a cumplirse y las tareas del día que tienen pendientes. Muchos de ellos analizan y rectifican las tareas del día anterior para asegurarse de que no hay despistes o errores. 

 

Algunas recomendaciones del equipo 

Aprovechamos la oportunidad para que el mismo equipo, que desde hace tiempo disfruta de los beneficios del remoto y vive sus inconvenientes, nos comente su experiencia.

Antes de ponernos a trabajar:

  • Reservar “un espacio exclusivo para el trabajo”.
  • “Mentalizarse como si estuvieras en una oficina”. 
  • “Una silla y mesa cómoda es fundamental”.
  • Invertir en herramientas y conexión. Esto es, “tener equipos de trabajo y conexión profesionales de alta calidad, que permitan que el trabajo sea fluido y productivo así como poder tener múltiples aplicaciones funcionando a la vez sin problema”.

En el transcurso de cada jornada:

  • “Programar un horario más o menos fijo para el trabajo” 
  • Marcar los límites de comienzo y fin de la rutina laboral con algunas actividades.
  • Establecer una rutina más o menos fija, cómo comenzar revisando las tareas y establecer las prioritarias y acabar planificando el día anterior. 
  • Organizar el trabajo incluso definiendo bloques horarios.
  • Tomar descansos de 10 min para “no estar todo el día en frente de la pantalla”.
  • “Diferenciar el espacio de trabajo del entretenimiento”, sin licencias.
  • Si se ha organizado bien el trabajo algunos compañeros recomiendan aprovechar unos minutos al final del día para seguir una rutina de formación establecida previamente “librerías y lenguajes de formación que interesen” por ejemplo.
  • Ayuda mucho que las reuniones con el equipo están establecidas de antemano, y así forman parte de la organización previa, cada uno sabe que hay una reunión diaria de equipo (daily) donde “comentamos en qué estuvimos trabajando ayer y qué tenemos para hoy. Así como reuniones vertical (con otros departamentos), revisión de sprint, refinar tareas”. Estos procesos vienen como parte de las ventajas de trabajar aplicando metodología ágiles.

Lo que debemos cuidar:

  • Evitar distracciones.
  • Es importante hablar con la familia y establecer los límites en las horas de trabajo.
  • No mezclar espacios de trabajo y ocio.
  • No hacer tareas domésticas o recados durante el horario, y aunque en estos momentos es difícil sí podemos limitarlo siempre a las mismas horas.
  • Poner “Un candado en la nevera” si eres propenso picar entre las comidas.

La manera de saber si has tenido éxito en el reto del remoto es que se consigue “estrechar mucho más los horarios de la oficina”.

En definitiva ¿Hay algún perfil de trabajador remoto? 

Algunas personas del equipo nos comentan que “las cualidades que necesita un empleado son las mismas que en el trabajo presencial” también nos apuntan que sí es necesaria  “un poco más la disciplina de trabajo”.

Las cualidades que necesita un empleado son las mismas que en el trabajo presencial

A primera vista las cualidades de un trabajador remoto que nos apuntan los compañeros y compañeras parecen ser las mismas que las de una persona habituada a estar en una oficina: Responsable con su trabajo y disciplinada, organizada, autoexigente, muy resolutiva, con alto poder de concentración, honesta y de pensamiento positivo.

 

 

Sin embargo puede que otras no lo sean tanto como la “tolerancia al desapego social a nivel de trabajo”. Aunque muchos se sienten muy unidos a sus compañeros por los canales informales de comunicación ya establecidos como chat y encuentros virtuales informales, reconocen que es importante duplicar la dosis de empatía y las habilidades de comunicación. 

Expone un compañero; “Mi opinión es que vamos a un futuro que casi todo será remoto, no solo trabajar desde casa. Todas las tecnologías que inventen hoy es para hacer la vida más fácil como clases “online”, “shopping online” y el trabajo en remoto. Creo que este virus solo ha demostrado que muchos trabajadores pueden trabajar desde casa, ahorrar tiempo y trabajar mucho mejor”.