fbpx
Life@Interacso

Reflexiones de una década

By 27 diciembre, 2019 enero 2nd, 2020 No Comments

Poco después que el iPhone fuera lanzado en España, hace 10 años, arrancamos un sueño que por aquel entonces no estaba definido.

Interacso cumple 10 años, formada por un equipo de 30 personas maravillosas, que suman 9 nacionalidades, desarrollando productos digitales estratégicos junto a clientes reconocidos internacionalmente.

Cuando arrancamos Interacso, además de una fuerte crisis, en el mundo se estaba produciendo un cambio acelerado en el que la tecnología, y en concreto la red, estaba ayudando a transformar la manera en la que nos relacionábamos, se hacían negocios, nos formábamos… 

Esa etapa recordaba a la que se produjo con la llegada de los ordenadores personales, en la que la innovación no sólo llegaba de las grandes corporaciones y la democratización del acceso a la tecnología permitía que cualquiera pudiera crear un negocio global desde casa.

En aquel momento sentíamos que estaba todo por hacer. Que la tecnología aplicada en su justa medida servía para resolver problemas y aprovechar oportunidades. En definitiva, transformar personas, organizaciones, negocios y a la sociedad y que aquello no hacía más que empezar.

Esta sensación, junto al anhelo de cambiar el mundo, alimentado por la explosión del ecosistema de startups y emprendimiento de la época, fue la que nos empujó a Yésica, Miguel y al que escribe, a dejar lo que estábamos haciendo y arrancar Interacso.

Con estas ganas de cambiar el mundo y con la sensación de que estaba todo por hacer, empezamos una primera fase en Interacso, de descubrimiento, o como me gusta llamarla, de divergencia. Esos primeros años, arrancamos varios proyectos de negocio online a la vez que dábamos servicios de desarrollo. Fundamos varias empresas, un portal de restaurantes de comida a domicilio junto a Juan y José, llamado Yonococino, y poco tiempo después, una plataforma de colaboración / prototipado para diseñadores llamada Concept inbox

En esta etapa, pusimos en práctica la expresión comúnmente usada en países anglosajones: “Learning the hard way”. Cometimos todos los errores que se podían cometer y aprendimos mucho por el camino. Personalmente, fue una etapa con muchos retos, pero con un balance muy enriquecedor. Tuve la ocasión de aprender junto a grandes profesionales y amigos, de participar en programas como LinktoStart, Imagine, Wayra o Seedcamp, de conocer el ecosistema de Silicon Valley y varios países de Europa y de aplicar nuevas metodologías y formas de trabajar.

Tras este aprendizaje, comenzó la segunda etapa, la de convergencia. Alejandro se unió al equipo y su incorporación fue determinante en el desarrollo de los años posteriores.  Habíamos hecho muchas cosas, pero todo seguía estando por hacer. Con su llegada aunamos experiencia de negocio con conocimiento de la tecnología, y comenzamos una reflexión interna, en la que nos empezamos a preguntar dónde debíamos concentrar los esfuerzos, qué tipo de proyectos era conveniente realizar, como debía ser la relación con nuestros clientes, cómo debíamos comunicar, cuáles eran nuestros principales valores… 

Al mismo tiempo, el equipo y resultados crecían año tras año, lo que obligó a todos a realizar un gran esfuerzo para mejorar la metodología, adaptarse a los cambios, y a la vez, seguir dando un servicio de calidad en el día a día.

La etapa de convergencia tuvo su punto de descubrimiento con la definición de las soluciones sensatas y el papel que juega Interacso en la relación con los clientes, como una pieza en su ecosistema de innovación, que es el pilar básico de la cultura de Interacso y de su propuesta de valor.

Saber cómo aportamos más valor, ayuda a evaluar el tipo de proyectos en los que deberíamos entrar y la relación que debemos mantener con nuestros clientes. Para ello, antes de proponer una solución a nuestros clientes, tratamos de asegurarnos que cumpla los requisitos de lo que consideramos Soluciones sensatas:

  • Que aporten valor a la compañía resolviendo un problema real / aprovechando una oportunidad existente.
  • Viables y rápidas de implementar.
  • Que aprovechen activos presentes en la compañía en la medida de lo posible.
  • Eficientes en el uso de recursos.
  • Hacen uso de la tecnología necesaria en su justa medida, sin necesariamente incluir la novedad o la tendencia.
  • Alineadas con el ADN de la compañía.
  • Que presenten una propuesta de valor hacia todos los stakeholders que tengan relación con el proyecto (Usuarios, empleados/resto de la organización, accionistas, entorno social)

Estos requisitos, sumados a nuestra creatividad, la capacidad de ejecutar proyectos de inicio a fin, la simplicidad con la que afrontamos retos complejos y la estrecha relación que mantenemos con nuestros clientes, forman parte de la cultura actual de Interacso que nos ha llevado a trabajar en proyectos altamente estratégicos con clientes de primer nivel en varios países.

Sin embargo, tenemos la sensación de que todo sigue estando por hacer, por ello estamos inmersos en una reflexión interna que definirá los siguientes pasos. Stay tuned!

En 2020 comenzamos una nueva fase en Interacso, de consolidación y de crecimiento pero con la misma frescura de siempre, en la que seguiremos preguntándonos cómo podemos aportar cada vez más valor a nuestros partners, identificando y aprendiendo de nuestros errores y rodeandonos de más personas maravillosas que complementen nuestras debilidades. 

Mis reflexiones, aprendizajes tras esta primera década:

  • Los valores de una compañía no se crean, se reflejan a través de los valores de cada uno de los integrantes del equipo. A la hora de incorporar personas o prescindir de ellas conviene poner mucha más atención a sus principios / valores que a sus habilidades.
  • Liderazgo es estar al servicio de los que te rodean y crear las condiciones para que puedan desarrollar todo su potencial.
  • No se trata de crecer rápido, sino de hacerlo de una manera sostenible.
  • El crecimiento se da en la compañía, pero también en las personas que la forman. Las empresas que crecen de manera sostenible son fábricas de líderes que empujan la empresa hacia adelante.
  • El equipo es lo más importante, y el punto máximo de satisfacción se consigue cuando los clientes se sienten parte del equipo.
  • El mejor reconocimiento debe ser la satisfacción del cliente y el usuario final de las soluciones. Su éxito es nuestro éxito y nos gusta que se sientan orgullosos del trabajo.
  • Tan importante es tener una especialidad como mantener una perspectiva multidisciplinar / generalista que te permita poder afrontar proyectos de inicio a fin cuando las circunstancias lo requieran.
  • El secreto para la mejora continua se basa en mantener una visión crítica, hacia adentro (compañía), y hacia afuera (mercado) y rodearse de un ecosistema de personas que bajo el mismo criterio pongan en duda las decisiones que tomas, y que complementen tus habilidades en las áreas estratégicas.
  • La diversidad es fundamental para llegar a soluciones creativas porque te ayuda a mirar el problema desde varias perspectivas. No sólo es importante la diversidad visible (Edad, sexo, raza…) sino también la invisible (experiencias previas, intereses…)
  • Hace poco me preguntaban si en algún momento tenía previsto que se acabara mi etapa en Interacso. En ese momento no supe responder, pero supongo que será cuando deje de tener la sensación de que todo está por hacer.

Aquí os dejo un video de la celebración del 10 aniversario de Interacso:

¡Gracias a quienes formáis y habéis formado parte de esta aventura! 

Oscar del Rio,
CEO, Interacso